Todos los jueves y viernes de enero, la Municipalidad de Santa Fe invita a participar del espacio lúdico que fue diseñado en conjunto con la Red de instituciones del barrio. La iniciativa se desarrolla de 15.30 a 18.30, en el jardín ubicado en Pedroni y Furlong, con acceso libre y gratuito.  

En Loyola Sur, un espacio recientemente inaugurado espera a las familias en este año que comienza para divertirse y disfrutar durante el verano. Se trata de “La vereda para jugar”, territorio lúdico que une la Estación y el Jardín Municipal del barrio, ubicado en Pedroni y Furlong, y que podrá ser visitada todos los jueves y viernes de enero, en el horario de 15.30 a 18.30, con acceso libre y gratuito. 

La rayuela, un tablero de ajedrez y otro de ta-te-tí, son algunos de los juegos -con sus respectivas piezas artesanales- que fueron diseñados en baldosas de cerámica por la Escuela de Diseño y Artes Visuales del Liceo Municipal. En cada encuentro habrá a disposición otras propuestas lúdicas: títeres para construir y jugar, botánica y arte para experimentar, y arcilla y barro para crear. 

La lectura y la escritura también tendrán su espacio en esta propuesta, y se pondrá a disposición de quienes asistan un cuaderno para escribir y trabajar juntos la historia del barrio. 

Huaira Basaber, subsecretaria de Gestión Cultural y Educativa del municipio, compartió que “son actividades para compartir en familia. En cada encuentro habrá coordinadores que guiarán las actividades, que abrirán el juego para generar lazos entre grandes y chicos. La idea es generar espacios de juego, educativos y constructivos, que tengan una serie de propuestas, al tiempo que recuperan la enseñanza y el aprendizaje”.

Una construcción colectiva

“La vereda para jugar” surgió a partir de una iniciativa de la Red de instituciones de Loyola Sur en el marco del Plan Integrar. Como parte de las tareas, se comenzó a trabajar con jóvenes para la realización de un mural en un patio interno del Jardín.

La realización del proyecto fue posible con fondos obtenidos del Plan Nacional de Primera Infancia, que tramitó el municipio después de completar una serie de gestiones que estaban inconclusas del ciclo lectivo 2019. Las obras fueron realizadas con personal municipal a través del Fondo de Asistencia Educativa (FAE) y la Dirección de Obras de Asistencia Educativa (DOAE).