Todos los años, la Asociación Cooperadora del Liceo Municipal “Antonio Fuentes del Arco” realiza compras y reparaciones que constituyen un aporte muy significativo para la vida académica de sus cinco escuelas. Este año, a pesar de la pandemia, pudo sostener la ayuda que brinda a la institución.

El Liceo Municipal “Antonio Fuentes del Arco” cuenta con una Asociación Cooperadora que realiza diversos aportes para el desarrollo de las actividades académicas y culturales. Entre sus objetivos se encuentran: adquirir material didáctico, de estudio, instrumentos musicales y diversos elementos, colaborar con actividades que apunten a la preservación del patrimonio cultural, formar, ampliar y sostener la biblioteca. La cooperadora también brinda apoyo a las actividades académicas y culturales, así como a aquellos alumnos y egresados en la continuidad de sus estudios.

“Desde la Secretaría de Educación y Cultura celebramos la importante tarea que lleva adelante la cooperadora del Liceo Municipal y esperamos que la misma se consolide y amplíe en los años venideros. Del mismo modo que lo venimos haciendo con la participación activa de la Federación de Cooperadoras Escolares en la comisión FAE de la Municipalidad de Santa Fe, las acciones que los cooperadores llevan a cabo son de gran valor para la tarea educativa del Liceo y, en particular, para las necesidades específicas de sus cinco escuelas”, resaltó el secretario de Educación y Cultura, Paulo Ricci. 

“Esperamos seguir trabajando codo a codo como lo venimos haciendo por un mejor Liceo y por mejores condiciones para las tareas pedagógicas”,  agregó el funcionario.

Padres, alumnos, personal, vecinos y amigos de la educación y la cultura, colaboran con el Liceo, a través de un aporte económico voluntario y de la participación en la comisión directiva de la cooperadora.

Un año diferente

Hacia fines de marzo, cuando la pandemia por Covid-19 llevó al aislamiento social, preventivo y obligatorio, el Liceo Municipal cerró sus puertas y la actividad se desarrolló en las aulas virtuales. En este contexto, la posibilidad de sumar nuevos aportantes a la cooperadora se vio limitada. Sin embargo, gracias a lo que se llegó a recaudar, sumado al remanente de 2019, se realizaron compras y reparaciones significativas. 

Durante 2019, se entregaron a los estudiantes becas de transporte por $ 170.810. A esa inversión, en 2020 se sumó la compra de instrumentos musicales (guitarra, bombo, trombón, piano, ukelele), accesorios (trípodes, encordados, atriles, boquillas), auriculares, micrófonos, parlantes, luces, mobiliarios (estanterías), cortinas, proyectores, computadoras, elementos de electricidad, de cerrajería y de librería. Asimismo, se repararon instrumentos musicales y se adquirieron pelotas.

Además, destinados a la Escuela de Diseño y Artes Visuales, se compraron tres vitro calefactores, un parlante con soporte y micrófono inalámbrico, una escalera de aluminio plegable, una pizarra digital interactiva y una aspiradora.

Para las Escuelas de Danzas y de Expresión Estética Infantil, en conjunto, se incorporó tecnología escenográfica (nieblas, mordazas para tachos de iluminación), trípode, consola y accesorios de audio. 

La Escuela de Idiomas, por su parte, también recibió distintos materiales, entre ellos, notebooks, pizarras, pinturas; se refaccionaron aulas, se repararon aires acondicionados, entre otros trabajos.

La cifra total invertida en las cinco escuelas fue de $ 1.728.8012 y pertenece al remanente del balance cerrado en marzo de 2018 sumado a lo recaudado en 2019 (hasta el 31 de marzo de 2020) en concepto de cuotas societarias y alquiler de ambas cantinas.

Finalmente, es importante destacar que, desde el municipio se estimula esta forma de participación de la ciudadanía en todas las instituciones y se trabaja con la Federación de Cooperadoras Escolares del Departamento La Capital. 

Cómo sumar tu aporte 

Para asociarte consultá en las secretarías de cada escuela o escribí a: [email protected]